A principios del mes de diciembre de 2004 tuve la satisfacción de conocer al profesor Roger Wright de la Universidad de Liverpool, una de las mayores autoridades en lenguas romance hispánicas. En la conversación que tuvimos en Logroño, Wright me hizo partícipe de su opinión sobre Sancho el Mayor. Pensaba que el Codice 31 debió haberse escrito en San Millán de la Cogolla muy probablemente durante su reinado. Este códice - que Wright no había tenido todavía la ocasión de estudiarlo en detenimiento - ofrece términos idiomáticos que aclaran dudas sobre conceptos lingüísticos y culturales ya antiguos, de la época anterior al dominio musulmán. Es decir, es un compendio de conceptos lingüísticos y fonéticos de la cultura anterior visigótica, entroncando con la época de San Isidoro de Sevilla. Mientras esta actividad cultural está sucediendo en San Millán a principios del siglo XI, Sancho el Mayor está al mismo tiempo preparando los instrumentos para salir de la tradición visigótica en un doble intento de acercamiento a la liturgia de Roma y de acogida a la cultura norpirenaica de los monasterios cluniacenses de Francia, que ya había comenzado a experimentarse en Cataluña.

Pregunté a Wright si no veía en ello una contradicción, por un lado seguir apoyando las actividades culturales de los monasterios que irradiaban cultura cristiana de corte visigótico, y por otro lado buscar la terminación de las formas visigóticas. Wright dijo que imaginaba bien la coexistencia de ambas inclinaciones durante el reinado de Sancho el Mayor.

Funadción Lebrel Blanco - Pié de página

A principios del mes de diciembre de 2004 tuve la satisfacción de conocer al profesor Roger Wright de la Universidad de Liverpool, una de las mayores autoridades en lenguas romance hispánicas. En la conversación que tuvimos en Logroño, Wright me hizo partícipe de su opinión sobre Sancho el Mayor. Pensaba que el Codice 31 debió haberse escrito en San Millán de la Cogolla muy probablemente durante su reinado. Este códice - que Wright no había tenido todavía la ocasión de estudiarlo en detenimiento - ofrece términos idiomáticos que aclaran dudas sobre conceptos lingüísticos y culturales ya antiguos, de la época anterior al dominio musulmán. Es decir, es un compendio de conceptos lingüísticos y fonéticos de la cultura anterior visigótica, entroncando con la época de San Isidoro de Sevilla. Mientras esta actividad cultural está sucediendo en San Millán a principios del siglo XI, Sancho el Mayor está al mismo tiempo preparando los instrumentos para salir de la tradición visigótica en un doble intento de acercamiento a la liturgia de Roma y de acogida a la cultura norpirenaica de los monasterios cluniacenses de Francia, que ya había comenzado a experimentarse en Cataluña.

Pregunté a Wright si no veía en ello una contradicción, por un lado seguir apoyando las actividades culturales de los monasterios que irradiaban cultura cristiana de corte visigótico, y por otro lado buscar la terminación de las formas visigóticas. Wright dijo que imaginaba bien la coexistencia de ambas inclinaciones durante el reinado de Sancho el Mayor.